Chi Kung

Esta técnica forma parte de la medicina china y está basada en la existencia de canales o meridianos existentes en el cuerpo, por donde circula la “Energía” o vitalidad.

Existen varias diferencias entre esta modalidad y otras más conocidas como el Tai Chi o el Yoga:

La primera es la facilidad de aprendizaje, los movimientos suelen ser cortos y fáciles de retener, una buena sesión puede hacerse en media hora o incluso se pueden hacer movimientos específicos en menos tiempo.

La segunda es el enfoque terapéutico, no olvidemos que el chi kung proviene de la filosofía china y el enfoque sanador se refleja en todos sus métodos, así en algunas series se trabaja sobre todos los órganos del cuerpo para mantenerlos lo más saludables posible o sobre dolencias concretas.

La tercera, es la conexión tan rápida que se produce con la “Energía” interior, en pocas sesiones se puede empezar a sentir como circula por el cuerpo y los estados mentales que se producen con su movimiento; de una buena sesión de chi kung se sale relajado y pleno a todos los niveles.

Por supuesto, la constancia será la clave para profundizar y llegar a sentir con más fuerza los resultados, esta práctica continua nos hace más fuertes ante las enfermedades y los problemas cotidianos; algunos de mis maestros pasaron la frontera de los setenta años y se mueven con mucha agilidad, son la clara imagen de lo que enseñan.

Por último, hay un trabajo que traspasa las fronteras de lo físico y lo mental, se trata del enfoque espiritual, el chi kung utiliza técnicas de meditación y series de movimientos probados durante miles de años, que nos acercan más a nosotros mismos, a nuestras raices, es aquí donde se enlaza con otras tradiciones y filosofías y es aquí, donde al fin, esta técnica se hace multicultural y necesaria como método de autoconocimiento y autosanación.

Profesor: JAVIER TALAVERA

Formación: Profesor de Qi Gong (Chi Kung) diplomado por el Instituto Internacional de Qi Gong.

Menú