Darannur somos una asociación sin ánimo de lucro con sede en Carabanchel (Madrid).

Nuestro nombre, Darannur, viene del árabe y su traducción es “la casa de la luz” siendo ese precisamente nuestro objetivo, ayudarte a recuperar la luz que brilla en tu interior. Si, a lo mejor esto te suena a una bonita frase hecha pero para nosotros es nuestro día a día porque de verdad creemos que hemos venido aquí a recordar que somos mucho más de lo que parecemos, que la realidad que vivimos no es más que un reflejo de algo muy superior y que cada uno ha de llegar a ese conocimiento desde su propio camino, utilizando las herramientas que le sean válidas y sin aferrarse a nada o nadie que le aleje de su propio poder. Nuestro lema es que “la verdadera transformación consiste en recordar que uno es el maestro de sí mismo”. Y eso es lo que encontrarás en nuestro espacio: te ofrecemos diferentes propuestas de crecimiento personal para mostrarte la puerta del auto-descubrimiento pero eres tú, y soló tú, quien tiene la llave.

¿Qué nos distingue? Que intentamos promover una espiritualidad natural, asentada en un equilibrio que se separa de cualquier ideología y a su vez, respeta todas ellas. Sin etiquetas, sin gurús, sin máscaras espirituales…. aquí  conocerás a un equipo de gente seria, responsable y consciente que crea con su energía un espacio para el recogimiento interior, buscando ayudarte a encontrar la calma, la libertad y la alegría.

Nuestro centro es un lugar de acogida para todos aquellos que, como nosotros, os esforzáis cada día por mejorar a nivel personal con la mente y el corazón enfocados en avanzar positivamente hacia delante, afectando así a vuestro entorno y haciendo que un mundo evolucionado, amoroso y feliz esté cada vez más cercano.

Darannur te abre sus puertas para que al traspasarlas dejes fuera todas tus prisas, responsabilidades y preocupaciones, y te centres en disfrutar de un tiempo para ti, repleto de paz, belleza y armonía. Hemos procurado crear un espacio silencioso y confortable, donde nada más entrar ya puedas respirar la calma que tanto necesitamos.

Entra, no has llegado hasta aquí por casualidad.

Menú