Helena y Paco. Nos conocimos cuando teníamos veinte años y ya no nos volvimos a separar. Aunque provenimos de mundos tan dispares como la música y el cine, siempre hemos dedicado nuestro tiempo libre al crecimiento personal. Durante años mantuvimos una búsqueda interna a través de diferentes enseñanzas y tradiciones como el zen, chamanismo, budismo, nueva era… para descubrir que en realidad todo es lo mismo y que lo maravilloso del camino es aprender a conocerse. Darannur era el resultado inevitable de esta historia, un espacio, nuestro “templo sagrado”, en el que poder seguir profundizando y sobre todo, disfrutando del reconocimiento de ser quienes somos, y en el que hemos ido dando voz a otras almas con las que nos hemos reencontrado a través de los años.

 

¿Qué nos distingue? Que intentamos promover una espiritualidad natural, asentada en un equilibrio que se separa de cualquier ideología y a su vez, respeta todas ellas. Sin etiquetas, sin gurús, sin máscaras espirituales…. aquí  conocerás a un grupo de personas serias, responsables y conscientes que crean con su energía un espacio para el recogimiento interior, buscando ayudarte a encontrar la calma, la libertad personal y la alegría.

 

Como en las antiguas “per-ank” egipcias, nuestra “Casa de la luz” (que es la traducción del árabe de la palabra Darannur) pretende ser una escuela de vida, un lugar en el que puedas explorar en múltiples disciplinas para encontrar aquella que más se adapte a lo que necesitas en este momento, porque aunque todos estamos conectados, cada un@ somos únic@s y debemos encontrar nuestra propia verdad. Todo ha estado dentro de ti desde el principio, nosotros tan sólo te ofrecemos un lugar para que lo recuerdes.   ¿Nos acompañas?

IMG_20210906_175432_946