Hacer un curso en Darannur, con Helena, es toda una aventura: de conocimientos, de prácticas, de sentidos, de magia…
El curso es superdivertido porque tiene mucha información, pero lo alterna muy bien con la práctica y hace que se pase el tiempo muy rápido. Yo no soy profesional terapeuta ni cosmética, lo hice porque me apetecía y desde entonces he dejado de comprar muchos productos en la farmacia porque el mundo de los aceites esenciales es tan amplio que puedes utilizarlos para todo. Para todo.
Estoy deseando repetir….

Menú