Creía que sabía lo que me esperaba cuando hice los cursos de Gemoterapia porque ya los había hecho una amiga pero estaba muy equivocada.
Recibir una clase de Helena no es sólo conocimiento, te transmite una paz interior que hace que conectes con ella inmediatamente. Y las piedras tienen MUCHO que decir. Hay que vivirlo porque cada clase es, además, una conexión con tu interior que potencia tu autoconocimiento. Para mí fue mágico.

Menú