El espíritu científico que habita en mí me ha guiado hacia el mundo de los “potingues”. Debido a mi labor profesional, trabajo en una farmacéutica, siempre me sedujo la idea de hacer mis propias “medicinas naturales”. Este curso de aromaterapia me ha dado las bases para realizar mis “pócimas”. Actualmente las uso en el terreno de la cosmética, de la perfumería, así como para el relax y la analgesia (dolores de cabeza). Pero este curso también fue la antesala para el siguiente que realicé “Aromaterapia energética”. Con él tuve la posibilidad de viajar a través de mi mundo interior. Los aceites nos acercan al origen de muchos de nuestros problemas y sanarlos desde su raíz: las emociones.

Menú