¿Qué es Ho´oponopono?

ORIGEN DEL HO´OPONOPONO

El Ho´oponopono forma parte del sistema de cura Huna, nombre que el investigador americano Max Freedom Long dio a su versión de la espiritualidad de los pueblos antiguos de Hawai. Es un sistema ancestral de resolución de problemas, desarrollado por los sacerdotes o consejeros hawaianos, los Chamanes “Kahuna”, para resolver los conflictos surgidos en las aldeas de esta isla.

Las familias hawaianas se reunían como una práctica para solucionar los conflictos surgidos entre ellos. Todos los miembros de la familia debían acudir a la reunión, sin excepciones. En ocasiones lo hacían para prevenir los problemas antes de que aparecieran, pero también cuando una persona enfermaba, sabiendo que el origen de la enfermedad había que buscarlo en la ira, la culpa y la falta de perdón, siendo conscientes de que la curación total sólo puede ocurrir cuando en la familia se perdonan por completo los unos a los otros. 


IMG_0929Se procuraba que las reuniones fueran totalmente justas y equilibradas. Se exponía en primer lugar el problema o conflicto a solucionar y se escuchaba a cada una de las personas asistentes, respetando su punto de vista sobre la situación. Incluso cuando algún familiar no se veía directamente afectado, debía contribuir con su opinión ya que se consideraba que cualquier problema afectaba a todos. Solo en los casos en los que la comunicación se bloqueaba, el chamán kahuna, como único observador externo, podía sugerir los cambios que la familia podía necesitar. 

Finalmente todos se daban el perdón a todos, y cerraban el evento con una ceremonia de liberación.

Long fue el primero que entró en contacto con esta técnica y quien, por tanto, la dio a conocer, pero fue precisamente una sacerdote Kahuna, Morrnah Nalamaku Simeona, quien la recuperó bajo el nombre de “Ho’oponopono”.

Para Morrnah “el propósito principal de este proceso es descubrir la Divinidad dentro de uno mismo”.

Pero seguramente el responsable de que esta técnica haya llegado a nosotros es el Dr. Ihaleakala Hew Len, (a quien le fue transmitido por Morrnah), y cuya historia interesó a Joe Vitale, conocido escritor estadounidense. Vitale entrevistó al Dr. Len, quien le relató su experiencia en la época en la que trabajaba como psicólogo en una unidad para criminales con graves patologías mentales en el Hospital de Hawai. El pabellón donde estaban recluidos era peligroso. Muchos médicos y personal sanitario habían renunciado a trabajar allí debido a la agresividad de los pacientes. El Dr. Len curó a estos enfermos sin ver a ninguno de ellos.

“Simplemente estaba sanando la parte de mí que había creado sus enfermedades”, explicó en la entrevista que le hizo Vitale. “la total responsabilidad se extiende a todo lo que está presente en tu vida, simplemente porque está en tu vida. Es tu responsabilidad en un sentido literal”.

…TODO EL MUNDO ES TU CREACIÓN

Y es que efectivamente, Ho´oponopono nos recuerda todo nuestro poder creador y nos anima a modificar y enfocar nuestras creencias de una manera positiva. Estas creencias, que siempre hemos aceptado como auténticas, pueden ser engañosas. Son acuerdos con respecto a la realidad que hemos reconocido y mantenido sin cuestionar. Cuando nos enfrentamos y nos encontramos con ellas, podemos llegar a descubrir con sorpresa que muchos pensamientos y sentimientos que nos han acompañado durante nuestra vida y que hemos tenido siempre como nuestros, han sido en realidad adquiridos a través de nuestra herencia genética, educación, entorno…. pero es posible que en realidad no nos pertenezcan.

photo-1444703686981-a3abbc4d4fe3Creencias son los pensamientos, en gran parte jamás cuestionados, con respecto a nosotros mismos y al mundo en general. Para recuperar nuestro poder, es importante comenzar por comprender nuestras creencias personales y colectivas. Eres quien eres y estás donde estás debido a lo que crees con respecto a ti mismo.

En una sociedad en la que sólo oímos quejas y con nuestra naturaleza humana de tendencia claramente saboteadora, es casi inevitable que estemos enredados en una constante espiral de negatividad, practicando una especie de auto-hipnosis con nuestras creencias limitantes favoritas:

No tengo ningún control sobre la situación…    Siempre seré pobre…  La vida es una lucha…  No hay nada que yo pueda hacer….

La familiaridad y comodidad de esta vieja rutina nos ancla a los viejos hábitos y a los viejos comportamientos impidiendo que salgamos de nuestra zona de confort y busquemos reacciones y actitudes nuevas que nos ayuden a cambiar nuestra visión de la vida.

Pero el Ho´oponopono nos invita a conectar con la sabiduría de nuestro niño o niña interior. Es quien tiene la capacidad de contactar con esa otra parte más auténtica y poderosa que es nuestro ser, esa mente supraconsciente. Desde nuestro niño accedemos a esa sabiduría superior que sabe siempre qué hacer para que las situaciones se resuelvan.

 IMG_0738

Se trata de una técnica muy sencilla de realizar que parte de una premisa que quizá no lo sea tanto. Esta sentencia, de la que ya hablaba Gandhi con su célebre frase: “Sé tú el cambio que deseas ver en el mundo”, y que en los últimos años se ha visto respaldada por los estudios de Física Cuántica, se refiere, desde una perspectiva espiritual y energética, a la base de trabajo del Ho´oponopono.

En palabras de Morrnah:

 “Estamos aquí solamente para traer Paz a nuestra propia Vida… y si traemos Paz a nuestra Vida, todo a nuestro alrededor encuentra su propio lugar, su propio ritmo y Paz… Cada instante, practicando Ho’oponopono, cancelamos las memorias en nuestra Mente Subconsciente al decirle a la Divinidad: No sé porqué vivo esto, pero si tengo un problema en común con (…) me gustaría repararlo”.

Hay una manera de trabajar con ho’oponopono para sanar cualquier situación conflictiva ya sea en relación a ti mismo o a los demás. Recuerda que el mundo es tu creación y lo que ves en otros está también en ti, por lo que la curación es una auto-curación. Nadie más tiene que hacer estos procesos sino tú. El mundo entero está literalmente en tus manos.

Es fácil, solo has de repetir estas palabras:

Lo siento

Perdóname

Te amo

Gracias

Cuando dices “Lo siento” estás reconociendo que algo (no importa saber el qué) está en tu sistema de creencias. Como creer es crear, la situación que vives viene provocada por una limitación en tu creencia de que no eres el creador de un universo perfecto.

Al decir “Perdóname” estás pidiendo perdón a tu ser superior y a ti mism@ por no haberte reconocido y aceptado como la divinidad que eres y no haber permitido encontrar la solución perfecta a ese aparente problema, necesitando por lo tanto que otra persona, emoción, situación…. aparezca en tu vida para sanar esa parte de ti.

“Te amo” transmuta la energía bloqueada (el problema origen del conflicto) en energía, que vuelve a unirse a Dios/Universo/Fuente…

“Gracias” es tu expresión de gratitud, y tu confianza en que todo será resuelto para el bien mayor de todos los involucrados. Igualmente agradeces la oportunidad que esa experiencia te ha brindado para ser más consciente de tus carencias y poder trabajarlas.

Por Helena Bejarano

 

 

, , ,
Entrada anterior
Constelaciones Sistémicas para la vida
Entrada siguiente
El trasfondo pagano de nuestra navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú